jueves, 9 de abril de 2009

Happy Together

-Todos los solitarios son iguales- (y no solo los solitarios)


Después de un par de meses volví a ver esta estupenda película (Wong kar-wai - 1997) que nos cuenta una historia urbana, una historia de amor (desamor) gay que escapa de Hong Kong a Buenos Aires a comenzar su desgastada relación una vez más.

No me gustaría extenderme en el comentario (tampoco se mucho de cine, recién estoy comenzando) pero el trabajo de cámara (movimientos rápidos y lentos en la capital del tango sin dejar esa composición de tercios, términos) la iluminación y la post-producción (puntos completamente oscuros, cambios de tonalidad en toda la película, tonos fríos al amanecer, tonos verdes cuando están varados en la carretera, etc)
y la música (cucurrucucu paloma de Caetano Veloso es mi favorita, la guitarra perfectamente compuesta de Frank Zappa y terminar con una canción de The Turtles) hacen de esta joya audiovisual incansable de ver.


7 comentarios:

Sandesca* dijo...

cuando veo una pela solo me fijo en la historia u.u


;)!

zeddel dijo...

la historia es la base =)
pero el lenguaje cinematográfico es muy amplio.

Ketaminada dijo...

No la he visto, pero con tu descripción me da ganas de verla ;D

MixiFabi dijo...

owwwwwwwwwwwwwwwwww
bueno sera cosa de verla xq uno nunca sabe lo q le espera =D

zeddel dijo...

No hay pierde la verdad =) Me encanta el director por como hace girar sus películas... no es fácil verlo en un inicio, pero hay que vivir lo que el personaje vive.

kev dijo...

uyyy tenfre que comprarla entonces.

saludos!

zeddel dijo...

Si, debes verla.
Gracias por visitar, saludos!