lunes, 10 de mayo de 2010

Puente

Desordené, átomos tuyos para hacerte... aparecer

Pensé en marcar la noche y teñir sus sonidos en un espacio de karaoke tétrico vengativo, con el corazón tan rojo como la primera vez que lo pintaste.
Y no pude llegar al borde del océano.
Perdimos el movimiento de los labios en estéreo y sorprendiste mi madrugada con el puente que uso hace mucho como despertador, quebrando la calma y recuerdos, apagando la noche con un cigarro y el puente una vez más.

Gustavo Cerati - Puente